martes, 13 de marzo de 2012

DOS CUENTOS CORTOS, DOS FABULAS CORTAS, DOS LEYENDAS CORTAS, DOS ANECDOTAS CORTAS


LA PRINCESA Y EL ROSAL
(CUENTO)
Había una vez, en un país no muy lejano una pequeña niña que era la princesa de un castillo. Diana a pesar de su corta edad, era la encargada de mantener los jardines del palacio con la ayuda de Lucha que era además de su institutriz su confidente y complaciente amiga.
Lo que solo Lucha y por supuesto la pequeña Diana sabían era que el jardín del palacio era un jardín mágico porque ahí vivía un hermoso rosal que además de hablar procuraba las mas hermosas rosas del reino.
Cierta tarde de primavera, Diana le pidió al rosal una flor especial para su papá el Rey que en pocos días sería su cumpleaños.
- Querido rosal, dijo Diana yo se que todos los días trabajas arduamente para dar las mas hermosas flores del reino pero quisiera pedirte un favor especial.
- Se trata de mi papá, dijo Diana con seriedad. En unos días será su cumpleaños y me gustaría regalarle una flor diferente a las que él ha visto en su jardín
¿Puedes ayudarme?, dijo interrogante.
- Claro que puedo ayudarte pero me niego a hacerlo porque tu padre el Rey de unos años a la fecha se ha convertido en un gobernante necio y egoísta que se ha dedicado a maltratar al pueblo.
- Por favor rosal, tienes que ayudarme….!. Si me ayudas, usaré el mejor abono y cortaré con mayor esmero las malas hierbas del jardín.
Después de varios minutos de convencimiento, el rosal decidió ayudar a Diana con su encargo y le pidió que regresara a la tarde siguiente.
Al día siguiente princesa Diana acudió a su cita.
El hermoso rosal, le entregó a Diana una planta de un color verde brillante con un fuerte tallo y en la punta un capullo de un alegre color amarillo
Diana, un poco decepcionada por el regalo, no logra ocultar su descontento y le pregunta al rosal que tipo de flor era “esa”
- “esa” es una flor del desierto, dijo el rosal
- Esa flor, al abrir el capullo aparece una flor de un color naranja y despide un delicado aroma que impregna por días la habitación en donde se encuentra.
- Lo que también debes saber es que esta especial flor crece y muere en unas cuantas horas pero su singular perfume perdura por meses
Diana, menos preocupada, agradece al rosal el especial regalo y cumple su palabra de arreglar el jardín con el mejor abono del reino. Para cumplir con su palabra, Diana trabajó por días cortando la mala hierba y abonando el jardín.
A pocos días del cumpleaños del Rey, iniciaron los preparativos. Muchos de los súbditos del castillo no tuvieron mas alternativa que adornar, limpiar y arreglar el Castillo.
Las órdenes del Rey se escuchaban por todo el Castillo y con un trato prepotente indicaba a sus vasallos donde colocar las mesas y preparar el camino para el desfile.
El derroche del rey era evidente pero su pueblo que aún recordaba los buenos tiempos, finalizó los trabajos en tiempo.
Mientras tanto, la princesa Diana escondió la flor del desierto hasta el día del cumpleaños de su padre. Ese día la princesa llevó la flor hasta la habitación del Rey y con una gran sonrisa entregó a su padre el regalo que con mucho esmeró cuidó y escondió para que fuera una sorpresa.
El Rey mas preocupado por los detalles del desfile que en el obsequio de su hija; apenas y prestó atención de las indicaciones de su hija ya que debía estar en su habitación antes de media noche, hora en la que la flor abriría su capullo.
El desfile inició según lo previsto; majestuosos elefantes encabezaron el evento, le siguieron caballos e intrépidos malabaristas. Una larga fila de carruajes de diversas provincias del reino, acudieron a visitar al Rey más por temor a represalias que por el gusto de felicitarlo. Grandes platillos se sirvieron. Un enorme lechón al centro de la mesa, platillos de diversos sabores, vino y bebidas exóticas preparadas para tal ocasión se sirvieron sin medida.
Con el alboroto de los festejos, el despreocupado Rey llegó a su habitación cuando el último pétalo marchito de la flor, se desprendió de su cáliz pero un hermoso aroma impregnó la habitación. Al instante comprendió que no prestó atención al regalo de su hija pero se quedó dormido por todas las actividades realizadas en el día.
Al despertar el Rey se sentía muy triste por haber fallado a las indicaciones de su hija y arrepentido decidió hacerla llamar para contarle lo sucedido.
- Querida hija, dijo el Rey
- Te debo confesar, que por mis execos en el desfile que yo mismo me organicé, no llegué a mi habitación a la hora indicada para presenciar como abre el capullo de la flor que tu me obsequiaste por la mañana
Diana con lagrimas en los ojos escuchó la explicación de su padre pero también le confesó el arduo trabajo que realizó para conseguir su especial regalo. El Rey sintió agradecimiento y arrepentido, le prometió a la pequeña Diana que cambiaría su forma de proceder y prestaría mas atención en sus consejos y en las protestas de su pueblo.
Desde aquel día, el rey modificó su comportamiento con todas las personas del Reyno en especial con la pequeña Diana con la que ahora compartía momentos de mucha armonía. Ese fue el principio de días maravillosos entre el rey, Diana y muchos trabajadores del reino


EL PERRO ESCRITOR
(CUENTO)
Era un perro de tamaño mediano, que tenía por dueño a un jovencito de apenas ocho años.
El perrito se llamaba Joe y al oír su nombre, movía la cola y miraba hacia quien lo llamaba.
Su dueño se llamaba Federico y quería mucho a su compañero de juegos y de exploraciones por el parque cercano y al cual iban cuando su mamá lo permitía.
Joe había aprendido a traerle a Federico sus libros, cuadernos y lápices que tomaba delicadamente con su boca, valiendose de sus dientes. Se quedaba mirando cómo Federico realizaba sus deberes escolares. Los que veían al perrito tan atento a lo que realizaba Federico, decían que parecía como que Joe también estaba aprendiendo.
Un día, salieron al parque a jugar y Joe se distrajo debajo de un árbol, viendo las carreras de las ardillas por entre las ramas.
Llegaron personas extrañas que se acercaron a Federico y le ofrecieron caramelos y chucherías. Al principio Federico no quería acercarse, recordando que su mamá le decía que no debía aceptar nada de extraños. Pero las golosinas eran tentadoras y Federico no resistió mucho y se acercó a los extraños para tomar esas golosinas.
Tan pronto se les acercó, los extraños lo sujetaron y se lo llevaron.
Al darse cuenta de lo que estaba pasando, Joe corrió hacia el grupo ladrando fuertemente, de modo que llamó la atención de las demás personas y del vigilante del parque, que alcanzó a los extraños y rescató a Federico de sus manos.
El vigilante acompañó a Federico y a su perro Joe hasta su casa, entregándolo a su madre.
Por su parte, Federico nunca más desobedeció las órdenes de sus padres y Joe nunca más se desentendió de su amigo y dueño.
¿Que quién escribió esta historia?
Pues yo, mi nombre es Joe...



 
EL LEON ENAMORADO
(FABULA)
Se había enamorado un león de la hija de un labrador y la pidió en matrimonio.
Y no podía el labrador decidirse a dar su hija a tan feroz animal, ni negársela por el temor que le inspiraba. Entonces ideó lo siguiente: como el león no dejaba de insistirle, le dijo que le parecía digno para ser esposo de su hija, pero que al menos debería cumplir con la siguiente condición:
que se arrancara los dientes y se cortara sus uñas, porque eso era lo que atemorizaba a su hija.
El león aceptó los sacrificios porque en verdad la amaba.
Una vez que el león cumplió lo solicitado, cuando volvió a presentarse ya sin sus poderes, el labrador lleno de desprecio por él, lo despidió sin piedad a golpes.
  
Nunca te fíes demasiado como para despojarte de tus propias defensas, pues fácilmente serás vencido por los que antes te respetaban.


EL LEON Y EL ASNO
(FABULA)
Se juntaron el león y el asno para cazar animales salvajes. El león utilizaba su fuerza y el asno las coces de su pies. Una vez que acumularon cierto número de piezas, el león las dividió en tres partes y le dijo al asno:
-- La primera me pertenece por ser el rey; la segunda también es mía por ser tu socio, y sobre la tercera, mejor te vas largando si no quieres que te vaya como a las presas.


Para que no te pase las del asno, cuando te asocies, hazlo con socios de igual poder que tú, no con otros todopoderosos.




EL ENCANTO DEL ORO
(LEYENDA)
Sábese por los cronistas que los muiscas decían que una gran inundación había cubierto en tiempos remotos la sabana de Bogotá y, perecido todos los hombres, una pareja humana había salido del lago de la Guatabita y vuelto a poblar el mundo; por tal causa rendían especial culto a los lagos de su territorio y consideraban sagrado el ya dicho, erigiéndolo santuario y celebrando en cierta época del año la ceremonia del cacique que se cubría con polvo de oro y se sumergía en sus aguas; origen más probable del mito del Dorado, del cual fue mera leyenda desfigurada la creencia de la Manoa de los achaguas.
Acerca de este sitio de maravillosa riqueza, donde se hallaba un encanto u hombre de oro, con patos y animales del mismo metal, múcuras y pailas, hemos oído en boca de los descendientes de los indios de Jají, que en las cascadas que forma el río González, existe este lugar recóndito, que algunos han entrevistado en lo más áspero e inaccesible de aquellas gigantescas rocas, por donde se despeña el río y corre dando saltos, por entre el tupido y secular bosque de belleza salvaje, donde se contempla y mora el airón de plumas verdes, atornasoladas, semejante al quetzal azteca.
Autor: Julio César Salas (De su obra ETNOGRAFÍA DE VENEZUELA, Mérida, 1956)

EL CONDOR
(LEYENDA)
cóndor no siempre usó la golilla que lleva tan elegantemente en el cuello. Se acostumbró a su uso después de haber sido derrotado, luego de una vergonzosa lucha contra un diminuto rival. Cuenta la leyenda que don Cóndor había bajado al valle en ocasión de unas "chinganas" que se celebraban con motivo de Semana Santa.
En uno de los tantos bodegones instalados cerca de una plaza, conoció a un compadrito charlatán y pendenciero, muy famoso en el pago por su apodo de "Chusclín". Se trataba nada menos que de un vulgar chingolo.
Luego de una entretenida charla, en la que don Cóndor y Chusclín alardeaban de pendencieras hazañas y famosas "chupaderas" (en Cuyo "chupar" significa beber vino), como fin de la conversación, formularon entre sí una singular apuesta.
Se desafiaron a beber vino: el que "chupara" más sin "curarse" (embriagarse), ganaría la apuesta y el perdedor pagaría el vino consumido y la "vuelta " para todos.
Tanto don Cóndor como Chusclín empinaron sus respectivas damajuanas y así se inició la puja. Don Cóndor de buena fe trataba de agotar el líquido "de una sentada", sin reparar que Chusclín arrojaba al suelo cada sorbo que bebía sin que su rival lo notara.
Como don Cóndor no estaba tan acostumbrado al vino como Chusclín, pronto empezó a sentir dolor de cabeza y para atenuarlo se ató un pañuelo, a modo de vincha. Al advertir el juego de su contrincante, lo increpó y se le fue encima. Chusclín, veterano peleador, lo esperó sereno y confiado.
Poco duró la pelea porque el chingolo con un certero golpe hizo sangrar la nariz de su antagonista, quien sólo atinó a defenderse.
En el entrevero, el pañuelo que don Cóndor tenía atado a la cabeza se le cayó y desde entonces allí lo lleva.


 
EN EL BUS
(ANECDOTA)

Hola a todos les cuento una anécdota q me paso hace poco tiempo como una semana. Bueno yo tome un colectivo.. Para llegar a mí casa sin gastar mucho dinero.. Bueno había un asiento vació y me senté ahí y de un rato sube una linda chica y como todo caballero le sedo el asiento.. bueno luego entra una mujer con dos hijos y ella le sede en asiento y el carro arranca y uno de los niños de unos 4 años para no caer por la aceleración del carro se agarra del pantalón del la flaca... y lo baja jajajjajaj y ella tenia una tanga jajajaj que buena fortuna la mía y la de los demás menos para ella por estaba tan paletada pero esta bien roja mm bueno le iva a pedir su numero telefónico pero ella con la palta se bajo antes de llegar a su destino






PRIMER DIA DE CLASES
(ANECDOTA) 
Durante toda la semana de lo único que habla la pequeña María es de que va a ir al colegio. Mira sus crayones de cera, sus libros de pintar y se le encienden sus ojos traviesos. Sus papás, preocupados de que no se adapte, la sondean de vez en cuando: nena, ¿verdad que no vas a llorar? La nena contesta que no, mientras sigue mirando sus crayones de cera y las acuarelas de colores. Su mamá la mira e intenta adivinar qué podrá sentir una niña de cuatro años que irá por primera vez al colegio.
La mamá de la pequeña María se recuerda que en su primer día de clases ella lloró toda la mañana. Al regresar a casa, ese día, no le habló el resto de la tarde a su mamá, que la había abandonado en el colegio a su suerte. La estrategia de su maestra fue enseñarle una muñeca con la que jugaría ella si entraba al aula. En ese descuido, su mamá se fue a casa. Al siguiente día, ella no quería saber nada del colegio. Pero fue entonces que su papá se acercó, se la sentó en las piernas y le dijo que todas las niñas bonitas siempre iban al colegio, y que si se iba al colegio de buena gana, la invitaba a comer a Pollo Campero el domingo.
Ahora le toca a ella la tarea de ir a dejar la pequeña María. Piensa en todas las historias que se cuentan de niños golpeados por otros, abusados por profesores, castigos exagerados, tareas agotadoras. Será la primera vez que María se las tendrá que arreglar solita, pero también será la primera vez que ella se quedará sola en la casa. Es increíble cómo llena la casa un niño. No sólo a María le puede hacer falta la casa, también la casa la extrañará a ella.
Llega entonces el primer día de clases. María ya está peinada, con dos colitas de pelo, su uniforme azul y blanco, su lonchera y su mochila de princesas. Lleva puesta su sonrisa de siempre, pero unas cuadras antes de llegar al colegio la sonrisa desaparece. La maestra saluda a la mamá, se presenta a la niña, e inclinándose, le dice que es una niña muy bonita y que su mochila está linda. La niña está seria, su sonrisa sigue desaparecida. La maestra entonces trae a otra niña que ya ha estado antes en el colegio y les propone que jueguen. La niña le dice que jueguen de “la lleva” y la pequeña María, dudosa, acepta, y las dos salen corriendo a encontrarse con otro grupo de niños. La mamá, aguantando el llanto, se va del colegio. Al regresar, la casa en completo silencio le recuerda que la pequeña María ha empezado a aprender a hacer vida independiente. La ausencia de ruidos la pone un poco triste. Pero ocupada por los quehaceres se le pasa la mañana y llega la hora de ir por María.
La pequeña María está muy animada cuando llega su mamá al colegio, y al verla, sale corriendo a abrazarla y le dice que hizo dibujos, pintó y jugó con las otras niñas. Otro niño se pasó llorando toda la mañana y a ella no le gustó eso. Está chilero el colegio mama, dice. Su mamá respira aliviada y la felicita por haber superado el primer día de clases. ¿Ya viste?, es bonito estudiar, le dice. Sí mami, dice la niña, sonriendo. En el camino de regreso a casa, la nena brinca y canta una canción que aprendió hoy. Su mamá sonríe al verle sus ojitos hinchados.

56 comentarios:

  1. graxias por las fabulas y ancdotas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si estan bien chidas las pinches respuestas

      Eliminar
    2. estan bien chidas las pinches lecturas !para maricas¡

      Eliminar
  2. todo estas de pokaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. digo no hay ninguna de miedo

    ResponderEliminar
  4. q vonito cuento el de maria y su mama a mis hijos les gusto muchisimo grax........

    ResponderEliminar
  5. MUCHAS GRACIAS......BUEN APORTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si psss el cuento me encanto y me sirvio

      Eliminar
  6. gracias se lo agradesco mucho

    ResponderEliminar
  7. ESTA CHIVO ESTO GRAZZIAS

    ResponderEliminar
  8. esta bonito
    gracias pos su ayuda

    ResponderEliminar
  9. aaaaaaaaaaaaa ok grax. m sirvio d mucho saque un 10 solo m mti para felicitarl@s a quie los aiga creado.

    ResponderEliminar
  10. mmmm pinches fabulas feas

    ResponderEliminar
  11. esta dell sco cheee ... ni le entendi nada putiss!1

    ResponderEliminar
  12. holaaa esta bbnn chioo p grasiass por qe ejerse la participacion del grupo

    ResponderEliminar
  13. que onda gracias por las fabulas

    ResponderEliminar
  14. Están muy útiles.Mil gracias por su apoyo

    ResponderEliminar
  15. estan muy bonitas las leyandas , los cuentos y fabulas me encantaron :)

    ResponderEliminar
  16. esta tan lindo esta pagina se la recomiendo a todo el mundo ssssssssssssiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii :) atte:La señorita P


    ResponderEliminar
  17. q par de tarados puras payasadasson uxtedes son pendejos

    ResponderEliminar
  18. a mi me gusto MI PRIMER DIA DE CLASES esta bonita grasias y la puse en mi tarea

    ResponderEliminar
  19. kpujilñfhuiofhjiknsfkjwerdmjtfyighfugfyvft8fugsdfuiasdgisdfguoasgulohbnoñvhjouoehgsdruiotrsetywruiosgyj<diclef jtgzuok, zwfe jiy8d89t638u7hdf

    ResponderEliminar
  20. me sirvio mucho graciasss

    ResponderEliminar
  21. Cuentos mas cortos estos e tan largoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooiooooooooooooppooooooooooooooooooos

    ResponderEliminar
  22. muy benas jajaja q locura graciasssssss

    ResponderEliminar
  23. jAJAJAAJLOS QUE LEEN ESTO SON TOOOOOOONTOS

    ResponderEliminar
  24. son unos vovos les faltan mas informacion

    ResponderEliminar
  25. Muy bonitoo todo..GRACIAS X LA AYUDA
    Me gusto mucho la fabula de el leon enamorado...:)

    ResponderEliminar
  26. por fa nose si podrian poner mas cuentos dela cultura azteca

    ResponderEliminar
  27. me gustaron las fabulas y la anecdota del bus

    ResponderEliminar
  28. me han gustado LAS FABULAS Y LAS LEYENDAS SOLO FALTAN MITOS JO PUTA

    ResponderEliminar
  29. que pichera que no alla leyendas de terror pongan algo de chuki

    ResponderEliminar
  30. Mm como si no es buenas

    ResponderEliminar
  31. Yo seblo hubiera metido a la morra

    ResponderEliminar
  32. aaaaaaaaaaaaaaa bunicimo el cuento jejejej me encanta

    ResponderEliminar
  33. Gracias por las historias, muy buenas voy a usar la historia EL PERRO ESCRITOR(CUENTO). ;)

    ResponderEliminar
  34. Muy bonitas no le agan xaso alas pendejadas que escriben

    ResponderEliminar
  35. no me sirvieron baboso 'nunca le agan caso

    ResponderEliminar
  36. no me sirvieron baboso 'nunca le agan caso

    ResponderEliminar
  37. esta super divertido padre y chistoso me salvaste la vida enserio esta tarea de escribir un cuento con descripcion no fue tan dificilcomo yo pensaba

    ResponderEliminar