martes, 22 de mayo de 2012

Surgimiento de los Estados Nacionales


Surgimiento de los Estados Nacionales
Dentro del contexto de los grandes cambios y transformaciones ocurridos a partir del siglo XV, se da inicio al proceso de Conformación de los  Estados Nacionales.
Durante el período medieval (siglos V al XV) el territorio europeo se hallaba dividido en múltiples reinos y señoríos feudales. Los feudos eran grandes extensiones de tierra propiedad de un señor feudal que concentraba gran poder. Poseía su propio ejército, cobraba impuestos y administraba justicia. Estos hombres eran nobles (condes, duques, marqueses, etc.) cuya principal misión era pelear en defensa de los otros sectores de la sociedad (campesinos y miembros de la iglesia). Eran considerados sectores privilegiados puesto que no trabajaban, no pagaban impuestos, pero si podían impartir justicia y utilizar armas.
Los reyes pasaron a ser considerados como un señor feudal más, controlaban el territorio que les pertenecía en forma directa pero su autoridad se había debilitado. Su título era puramente honorífico.
En los feudos que el rey cedía perdía todo el derecho sobre los mismos en favor del señor beneficiario, que adquiría no sólo el poder de ejercer justicia, sino de percibir los
impuestos de todo lo producido.
En esta imagen se observa la ceremonia de vasallaje. Este juramento simbolizaba la entrega
personal de un noble a otro noble o rey, jurándole fidelidad.
Este proceso fue cambiando hacia fines del período medieval. Con el crecimiento de la actividad comercial se produjo el inicio del decaimiento del sistema feudal asentado en el desarrollo de la agricultura y el trabajo de los campesinos. Estos buscaban mejores condiciones de vida fuera de los señoríos y se instalaban en las afueras de las ciudades, llamadas burgos.
La decadencia del feudalismo, es decir del poder que los nobles ejercían sobre sus dominios, favoreció el incremento del poder de los reyes.
Los nobles, en forma pacífica en algunos casos y violenta en otros, fueron perdiendo derechos y privilegios que antes ejercían en sus dominios.
Paulatinamente el rey pasó a concentrar estos privilegios en su persona
Su surgimiento está estrechamente vinculado a la imposición del capitalismo y la consiguiente conformación de estados burocráticos centralizados a partir del siglo XVII. En este proceso se transformaron profundamente las relaciones sociales y las estructuras de dominación: hombres y mujeres fueron sacados de sus tradicionales pertenencias y ambientes de vida, convirtiéndolos en propietarios privados y sujetos individualizados del mercado. En base a estas transformaciones económico-sociales pudieron desarrollarse las ideas modernas de libertad e igualdad de todas las personas. Se disolvieron las dependencias feudales y, hombres y mujeres fueron sometidos, como ciudadanos formalmente iguales y libres, a un poder estatal centralizado, que abarca a todos aquéllos, que habitan dentro de las fronteras estatales. Los conceptos nación y pueblo como denominación de personas iguales que viven entre determinadas fronteras, adquieren sentido recién a partir de la industrialización capitalista.

1 comentario: