martes, 5 de junio de 2012

SOCIEDAD DE NACIONES Y NUEVOS IMPERIALISMOS


SOCIEDAD DE NACIONES Y NUEVOS IMPERIALISMOS
La Sociedad de Naciones (SDN) fue un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919. Se proponía establecer las bases para la paz y la reorganización de las relaciones internacionales una vez finalizada la Primera Guerra mundial.
La SDN se basó en los principios de la cooperación internacional, arbitraje de los conflictos y la seguridad colectiva. El Pacto de la SDN (los 26 primeros artículos del Tratado de Versalles) fue redactado en las primeras sesiones de la Conferencia de París por iniciativa del Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson.
El 15 de noviembre de 1920 se celebró en Ginebra la primera asamblea de la sociedad, con la participación de 42 países.
Tras el final de la Segunda Guerra Mundial a mediados del siglo XX, la SDN fue disuelta el 18 de abril de 1946, siendo sucedida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En realidad no fue una sucesión de un organismo internacional por otro. La experiencia de la Sociedad de las Naciones es el más cercano a la actual ONU, pero dicho antecedente no fue ni siquiera mencionado por los redactores de la Carta ya que, al querer reestructurar el mundo postbélico de la Segunda Guerra Mundial, los Estados vencedores optaron por hacer desaparecer la Sociedad de Naciones y crear una organización internacional enteramente nueva
El término "Nuevo Imperialismo" se refiere a la política e ideología de expansión colonial e imperialismo adoptada por las potencias europeas y posteriormente por los Estados Unidos y Japón desde fines del siglo XIX hasta principios del siglo XX, aproximadamente desde la Guerra Franco-Prusiana (1871) hasta comienzos de la Primera Guerra Mundial (1914). Se caracteriza por una persecución sin precedentes de lo que ha sido denominado "el imperio por el imperio mismo", una agresiva competición por la adquisición de territorios de ultramar acompañada por la emergencia en los países colonizadores de doctrinas de superioridad racial que negaban la capacidad de los pueblos subyugados para gobernarse a sí mismos.
Una diferencia fundamental del "Nuevo Imperialismo" con respecto al modelo de los siglos anteriores es que se produce, principalmente, por causas económicas: la nueva forma de desarrollo industrial que se dio en Europa a partir de 1860 (la Segunda Revolución Industrial) originó la necesidad de obtener nuevas materias primas para permitir el desarrollo industrial, así como la búsqueda de nuevos mercados donde vender la nueva producción industrial. Aunque en el modelo de Colonización de los siglos XVI, XVII y XVIII también se obtenían materias primas, las materias primas obtenidas a partir del establecimiento del "Nuevo Imperialismo" tenían como objetivo primordial servir como producción industrial, algo que so se producía en el Colonialismo tradicional.
Como hacia 1880 la mayor parte de África todavía estaba sin ocupar por las potencias occidentales, ese continente se constituyó en el principal objetivo de la "nueva" expansión imperialista, dando lugar al llamado "Reparto de África". Dicha expansión también tuvo lugar en otras áreas, notablemente en el Sureste Asiático y las regiones marítimas del Este de Asia, donde Estados Unidos y Japón se unieron a las potencias europeas en el reparto territorial.
Durante las décadas de 1940, 1950 y 1960, una ola de levantamientos independentistas pone fin a los imperios coloniales europeos que aún sobrevivían.

1 comentario: